viernes, abril 06, 2018

Abadal, una historia de admiración por el Bages

BY El rincón del paladar IN , , , , , , , , , No comments

Apasionado de su trabajo, cercano en el trato, exquisitamente educado, muy orgulloso de la saga familiar a la que pertenece y un enamorado del vino. Así se mostró Ramon Roqueta Segalés en la visita que el grupo del posgrado Gestión de Empresas Vitivinícolas realizamos a mediados de marzo a la bodega Abadal de la comarca del Bages. Desde bien pequeño sintió su pasión por el mundo del vino, hecho que le llevó a estudiar la carrera de enología. Gracias a las prácticas realizadas en Châteauneuf-du-Pape conoció y se enamoró de la garnacha, una variedad que quiso convertirla en el eje de su proyecto personal a través de la creación de la bodega LaFou en la Terra Alta. Con sólo treinta dos años se convirtió en el director general en sustitución de su padre Valentí que pasó a ser el presidente del grupo Roqueta Origen, constituido por las bodegas Ramon Roqueta, Abadal, LaFou y Crin Roja.

Antes de iniciar el recorrido por las instalaciones y degustar varios vinos, Ramon quiso compartir con todos los asistentes dos pilares sobre los que se sustenta Abadal: la familia y la puesta en valor del territorio. Si preguntásemos a los habitantes del Bages con qué profesión vincularían el apellido Roqueta seguramente la respuesta mayoritaria sería con el de viticultor. Y no es para menos ya que son nueve siglos los que esta saga lleva dedicándose al cultivo de las viñas. Nueve siglos de tradición, respeto por la tierra, sus frutos y la naturaleza, además de una plena admiración al trabajo realizado por las generaciones predecesoras. Ramón es el actual heredero y tiene como misión transmitir a la siguiente generación el legado familiar, los valores de la compañía y el negocio vinícola.    
El Bages es una comarca que siempre ha estado muy vinculada a la viticultura. De hecho, existía una vasta extensión de viñedos casi más grande que la del Penedès con una amplia gama de variedades de uva plantadas. A finales del siglo XIX se convirtió en la primera comarca barcelonesa por extensión de cultivo y producción de vino. La llegada de la filoxera a Francia y su próxima ubicación geográfica a este país dieron lugar a un período floreciente en la región. Lamentablemente, la plaga de este insecto también llegó al Bages y junto con la industrialización de la zona el sector vinícola sufrió una grave crisis hasta bien entrado el siglo XX.  

El deseo de preservar el patrimonio y de reconocer la riqueza vinícola del Bages les llevó a crear “Paisatges 1883”, un espacio donde se desarrollan varios proyectos de investigación e innovación como la recuperación de las barracas de viña, el uso de las barracas con tina, la recuperación de variedades autóctonas prácticamente desaparecidas y el estudio de la vinificación en otros materiales diferentes al acero inoxidable (varios tipos de madera, arcilla,…). Las barracas son construcciones de piedra seca que servían de guarida y de almacén de las herramientas a los agricultores. Además, algunas de ellas acogían tinas enterradas en su interior. Abadal ha recuperado la barraca con tina de la viña Mas Arboset y desde hace cuatro vendimias elabora con ella una micro producción inferior a 400 botellas. Las más de diez variedades tintas y blancas plantadas en la viña fermentan en la tina sin control de la temperatura y con levaduras autóctonas. ¡Lástima que estén agotadas en el mercado porque habría sido muy interesante descubrir el perfil de este vino!
Después de llevar casi dos horas conversando con Ramon en el centro de enoturismo, llegó el momento de visitar el museo que alberga objetos y maquinaria antigua de la familia, la zona de tinas de acero inoxidable y sobre todo la masía familiar, el lugar donde surgió la saga Roqueta. Al acceder al subterráneo de la casa sientes algo parecido a adentrarte en el túnel del tiempo y transportarte hasta la Edad Media y Moderna. Es fácil imaginarse que de entre los depósitos de piedra, salas de crianza y otros habitáculos usados como almacén aparecerá algún agricultor o bodeguero de aquella época enfrascado en sus quehaceres diarios. Quien sí apareció fue Valentí Roqueta Guillamet, padre de Ramon, fundador de Abadal en 1983 y presidente durante veinte años de la denominación de origen Pla de Bages. Tuvo la deferencia de venir a saludar al grupo del posgrado y compartir algunos recuerdos de sus estudios empresariales y de su etapa en el negocio vinícola. 

Se acercaban las seis y media de la tarde cuando volvimos al centro de enoturismo para degustar parte de la gama de vinos:
Abadal Picapoll (2017): monovarietal de picapoll, una variedad autóctona y recuperada, que presenta un color amarillo pálido, brillante e intensos aromas en nariz. Combina la fruta tropical con las notas florales del bosque que la rodea. La crianza sobre lías le aporta una untuosidad muy agradable en boca.

Abadal Mandó (2015): tinto elaborado con la variedad mandó de capa baja, nariz delicada, floral, en el que destaca su frescura, acidez y persistencia, así como un tanino redondo. Se trata de un vino lanzado recientemente al mercado y resultante de quince años de investigación y de recuperación de la variedad a partir de unas pocas cepas conservadas por payeses para autoconsumo. Es una variedad tardía, muy productiva y con unas cualidades que la sitúan como buena candidata para hacer frente al cambio climático, según explica Ramón. 

Abadal 5 Merlot (2015): monovarietal de merlot procedente de cinco viñas con diferentes exposiciones y terrenos. La crianza se lleva a cabo por separado durante doce meses en barricas de roble y es justo antes del embotellado cuando se realiza el coupage. Tinto de capa media, con notas de fruta roja y balsámicas. Sin duda, el merlot es una de las variedades internacionales que mejor sabe interpretar el terroir.

Agradecemos la generosidad de Ramon por dedicarnos toda una tarde a conocer de primera mano una de las sagas más longevas del sector vinícola catalán. Quizás el mayor aprendizaje que nos llevamos de este encuentro sea la importancia de recuperar el pasado para poner en valor el presente y aportar al futuro.



viernes, marzo 16, 2018

Los "dream team" del vino

BY El rincón del paladar IN , , , , , , , No comments


¿Vamos a presentar un vino? ¿Y elaborado por nosotros? Así de sorprendidos reaccionamos las compañeras y los compañeros del posgrado Gestión de Empresas Vitivinícolas de The Wine Business School (WINEBS) cuando el profesor Xavier Fumanal anunció la actividad “Fem un Tasta Vins?”. Consistía en la celebración de una feria de vinos el sábado 3 de febrero cuyo objetivo era poner en práctica los conocimientos adquiridos a nivel de marketing, branding, publicidad, producto, etc.

A finales de octubre se crearon cinco grupos de trabajo integrados por alumnos con diferentes perfiles profesionales y nos pusimos manos a la obra en los respectivos proyectos. Xavier nos recomendó empezar con una prospección del mercado actual, observar las tendencias y elaborar una encuesta para decidir el tipo de producto que expondríamos en el Tasta Vins. A continuación, definimos cuál sería el valor añadido de nuestra propuesta, la marca comercial, el estilo y contenido de la etiqueta, la puesta en escena el día de la presentación, etc. El ritmo de trabajo fue incrementándose a medida que pasaban las semanas y volviéndose intenso los últimos días de enero. Era divertido ver durante este tiempo cómo iba creciendo la curiosidad y la competitividad sana entre nosotros. ¡Fue el mismo día cuando descubrimos nuestras propuestas!
¡Y finalmente llegó el Tasta Vins! Las instalaciones se abrieron a las nueve, una hora antes de la apertura del evento al público, para que pudiésemos preparar los stands con tiempo suficiente. Ester García, la directora de WINEBS, se involucró desde el primer momento facilitando material y colaborando activamente con los grupos. Sesenta minutos que sirvieron para decorar las mesas con el atrezzo y el soporte publicitario que íbamos a utilizar; para perfumar el ambiente con los aromas de los vinos, de las naranjas y de los productos gourmet llevados por varios de los grupos. En definitiva, para ofrecer una feria de gran nivel por la calidad de los productos, por la variedad de las propuestas y por las presentaciones. ¡Se respiraba expectación en el ambiente, algo de nervios y sobre todo muchas ganas de disfrutar y pasarlo bien!  

¿Te apetece conocer los cinco proyectos que se expusieron? Son los siguientes:

2/8 Mas ViOli: vino tinto de autor de la denominación de origen Penedès y subzona Massís del Garraf. Está elaborado con las variedades garnacha y cariñena y sometido a una crianza de ocho meses en barrica de roble francés. A nivel visual presenta un color rojo cereza con reflejos rojos y brillantes. En nariz y boca ofrece aromas intensos de compota de fruta con toques de regaliz, canela y nuez moscada. Un vino que expresa el terroir de la zona y está vinificado bajo prácticas ecológicas y respetuosas con el medio ambiente.

3/4 de quinze: se trata de un vermut con un diseño llamativo, un formato diferente de botella y con tapón de rosca para llegar a un público consumidor de 31 – 50 años de edad, masculino, cosmopolita y/o hipster. Se produce de forma artesanal mediante la mezcla de vino blanco (macabeu) y una selección de flores, plantas, frutos y especias. Presenta un color rojo caramelo con gran armonía de sabores dulce, amargo con matices frescos y afrutados, además de un recuerdo floral. Muy aromático y larga persistencia gustativa. Su nombre se debe a una coloquial expresión catalana que se exclamaal llegar tarde a un lugar. ¡Lo habitual que sucede un domingo al mediodía cuando se va al bar o a la taberna a hacer el vermut!

Aura Jour & Aura Nuit: cava brut reserva que ofrece dos versiones diferentes según el momento de consumo. Aura Jour es ideal para tomar una copa en un ambiente de relax, íntimo y personal. Por el contrario, Aura Nuit está pensado para ambientes más divertidos y combinado con cocktails, Ambos nacen de la selección de las mejores uvas y están elaborados con las variedades pinot noir y trepat con una crianza mínima de 15 meses. Presentan un color cereza muy pálido, limpio y brillante con burbuja fina y constante. En nariz son frescos, con un elegante toque de frutas del bosque, suaves cítricos, recuerdos de bollería y hierbas de fondo. La entrada en boca es suave destacando las notas refrescantes de frutas blancas y un ligero toque floral. Untuoso, amplio y con buena acidez.      

Blanc de Brasa: vino de xarel·lo, la variedad estrella del Penedès, envejecido en barrica de roble y procedente de viñas orgánicas. Un vino afrutado, con buena acidez, así como cierta complejidad y estructura que desea unir tanto a los consumidores de tinto como de blanco. Una elección ideal para encuentros familiares, de amigos, comidas a la brasa o de gustos muy intensos, ligeramente ahumados o caramelizados. Además, es un vino solidario porque un uno por ciento de sus ingresos se destina al Hospital San Juan de Dios.

Molí d’en Rovira: vino blanco elaborado con xarel·lo procedente de viñas viejas, macabeu y parellada. Se trata de un producto realizado por la Fundació Mare Ràfols que fue creada a finales de los años ochenta por la Congregación de Hermanas de la Caridad para gestionar la donación recibida de tierras y una casa. Es un proyecto humilde, ético y solidario con la sociedad. Se dedica a la producción y venta de vinos, cava, aceite, almendras y avellanas. El equipo de trabajadores y voluntarios transmite y ejercita los valores de la Mare Ràfols. Los ingresos recibidos se revierten en los ciudadanos de Vilafranca y la comarca acogiendo temporalmente gente sin techo, con dificultades económicas o con episodios de violencia de género.

¿Has sentido curiosidad y quieres saber más de la actividad "Fem un Tasta Vins"? Clica en el siguiente título y mira el vídeo que ha publicado en su web la RTV Vilafranca: L'activitat Fem un Tasta Vins ha posat a prova els alumnes de Gestió d'Empreses Vitivinícoles

Por el Tasta Vins pasaron unas ochenta personas, en su mayoría de la zona del Penedès. Visitaron los diferentes stands, probaron los vinos y las opciones de maridaje que se ofrecían, así como escucharon las explicaciones de cada uno de los grupos. ¡Al parecer la gente quedó muy contenta con el trabajo expuesto! De hecho, pensaban que éramos bodegas reales y presentábamos productos que ya se comercializaban o iban a salir al mercado en breve… 😊

La propuesta o la marca que gustó más según una encuesta realizada a los asistentes fue “Blanc de Brasa”, con un cuarenta y dos por ciento de los votos. Curiosamente, generó más interés en los hombres (50%) que en las mujeres (36%). A los compañeros y compañeras del posgrado nos sorprendieron gratamente todas las propuestas porque cada una destacaba en aspectos diferentes: imagen, vinculación emocional, calidad del producto, propuesta gastronómica, etc.

Y a tí, ¿cuál es el vino o la marca que más te ha impactado?


jueves, junio 09, 2016

Mascaró, visitando la tradición del brandy

BY El rincón del paladar IN , , , No comments

Hay fechas señaladas en el calendario. Fechas que no pasan desapercibidas e incluso que marcan un punto de inicio en el mundo del enoturismo. El próximo 11 de junio es, sin duda, una de ellas, dándose el pistoletazo de salida a las visitas de la destilería de brandy Mascaró, una de las tres existentes en Catalunya, en la Avda. Tarragona de Vilafranca del Penedès. La responsable de llevarlas a cabo será Marta Carbonell, con una gran experiencia en visitas a bodegas y creadora de la empresa Marta Wine Tourism.
Con el objetivo de presentar este nuevo proyecto enoturístico se nos convocó a una decena de personas relacionadas con el mundo del vino y la región del Penedès. Esta empresa familiar, fundada en 1945, trasladó en los años 60 la fábrica de holandas y la sala de envejecimiento del brandy a las tierras que la familia poseía en los exteriores de Vilafranca, quedándose en la calle Casal la elaboración del vino y el cava, la administración y la logística. Montse Mascaró ejerció de gran anfitriona en la visita, presentando las instalaciones y exponiéndonos el proceso de elaboración del brandy, algo bastante desconocido por nuestra parte. Ahí aprendimos lo que es una holanda de vino (llamado así por el intenso trasiego comercial que existía hacia ese país), la doble destilación que realiza Mascaró en alambiques de cobre, las variedades vínicas más utilizadas (macabeu, parellada, ugni blanc), la finalización del producto que otorga el bouquet… Incluso en la sala de envejecimiento pudimos catar diferentes destilados de distintas variedades e incluso añadas. Todo un descubrimiento para estos que os escriben e incluso para otros invitados más acostumbrados a tomar destilados.
Como colofón Marta nos propuso una cata de diferentes productos que elaboran, desde vermut a gin y cómo no, un par de brandies. Todo ello acompañado de las magníficas catànies de la casa Cudié que maridaron a la perfección gracias al excelso cacao praliné con que las fabrican. A destacar una nueva catània de lima que hizo una excelente pareja de baile con el Gin9 de Mascaró.

Cuesta pensar en un producto con tanto consumidor y sin embargo tan desconocido en lo que respecta a su elaboración. Esa contradicción es la que tratan de subsanar Marta Carbonell y Montse Mascaró abriendo las puertas de Mascaró, una empresa con tanto que decir en el sector de los brandies de calidad y que hoy se complementa con nuevos productos (vermut, Gin). Sin duda una oportunidad para aquellos que desconozcan el funcionamiento del magnífico mundo de los destilados. El segundo fin de semana de cada mes habrá una oportunidad para que Marta nos ilustre en un entorno hasta ahora sólo para ojos muy escogidos (para días entre semana consultar la disponibilidad).

Información para reservar la visita:
móvil: 657 322 291


domingo, mayo 22, 2016

Octava Edición Tast de Carinyenes de Porrera: dificultades superadas

BY El rincón del paladar IN , , , , , No comments

El Tast de Carinyenes es uno de los actos que marca el inicio de la Fira del Vi de Falset, que este año se celebró en el fin de semana a caballo entre abril y mayo. Como en los grandes eventos el pistoletazo de salida debe ser imponente y un acto donde está tan presente esta gran variedad, reina de Porrera, es siempre garantía de comenzar con buen pie.
Tras algunos años alternándose la ubicación entre Cal Porrerà (con catering de Cal Carlets) y el restaurante Lo Teatret esta vez la asociación Cellers de Porrera decidió que la acción se concentrara en la plaza de la iglesia del pueblo, con suficiente amplitud y emblema de muchos de los actos que se celebran durante el año en la pedanía. También novedad fue el catering, esta vez a cargo de la Llesqueria La Font, de Falset, con comida fría bien elaborada, disponible en todo momento en las mesas y sin la escasez que otros años se había visto. Hubo un dúo musical con canciones muy bien interpretadas y en un volumen acorde a una fiesta en que se degusta mucho pero no se habla menos.
En teoría cada año se marca una añada como presentación al público asistente. Y este año era 2014. Una vendimia complicada con unas temperaturas que impedían la maduración completa de la uva, muchas veces acompañadas de nieblas o lluvias que en algunas zonas produjeron complicaciones sanitarias. Recuerdo la impotencia de muchos enólogos que se levantaban cada día mirando al cielo, deseando que la lluvia diese una tregua para al menos poder evaluar el estado de los racimos. Entendemos que estas complicaciones se podían acentuar en función de muchos parámetros: ubicación de la viña, exposición, edad… Y por tanto generalizar es siempre una tarea un tanto injusta. Pero sí es verdad que eso se trasladó a las copas de la mayoría de 2014 que probamos. Y hacemos inciso en esto porque hubo algunas bodegas que no disponían de esta añada (ya sea por falta de calidad o por problemas logísticos) y optaron por ofrecernos 2015. En ciertos casos la necesidad del mercado por vinos cada vez más jóvenes provocó que algunos tuvieran ya el vino de 2014 embotellado pero consideramos que no es impedimento para de todos modos haberla ofrecido. Nos recordó bastante a la quinta edición del Tast de Carinyenes explicada en el artículo 5º Tast de Carinyenes en Porrera, donde la añada a mostrar era 2011 y varios bodegueros dieron a degustar 2012 al ser la anterior altamente calurosa y con una deshidratación muy poco favorecedora para los vinos elaborados. Por tanto queremos romper una lanza a favor de quienes tuvieron la posibilidad o el atrevimiento de mostrar sus 2014.

En general los vinos presentados de la añada 2014 fueron menos aromáticos, también menos reductivos. La fruta se engarzaba muy suavemente, casi acariciando los taninos. A nivel gustativo son vinos más ligeros, con no tanta graduación y más amables en su paso por boca. Muy etéreos, pero con algunas notas verdes que quizás apuntan a la falta de maduración. Sin embargo reconocemos la tarea de los elaboradores, que seguro tuvieron que trabajar arduamente para compensar esas dificultades en la viña, quizás menos en los costers centenarios. Estos últimos, al ubicarse en zonas más aireadas y no tener tanta carga frutal evitaron un poco la acción de los hongos que se depositan en la piel de las uvas.

A continuación comentaremos las valoraciones de aquellas cariñenas que degustamos:
  • Dempeus Selecció 2014 (Balmaprat). Muy fresco, ligero. Alta acidez. Hierbas del bosque. La añada quizás le ha hecho cambiar un poco el estilo habitual.
  • Mas d’en Compte 2014 (CellerCal Pla). Licoroso, un punto herbáceo, fresco, balsámico. En boca cuerpo medio y un tanto astringente.
  • Planots 2014 (Celler Cal Pla). Muy fragante, floral, fruta roja. Mineral en boca, cacao fino, largo.
  • Empit Selecció 2014 (Celler Castellet). Balsámicos, un punto de tostado elegante. En boca un tanto tánico pero ligero y elegante.
  • Roquers de Samsó 2013 (Cellerde l’Encastell). Cacao, perfumado, mineral. Fino y muy elegante en boca.
  • Roquers de Samsó 2014 (Cellerde l’Encastell). Lácteos, humo de puro. Más secante en boca, le falta botella a nuestro parecer.
  • Porrera Vi de Vila 2015 (CellerVall Llach). Fruta roja, fresón. Frescor, acidez alta, balsámico (muy mentolado).
  • Vinyes Altes 2014 (Clos Dominic). Notas minerales, hierbas del campo. Alta acidez, amplio y fresco.
  • Selecció Andreu 2014 (Clos Dominic). Especias, ciruela negra. Finura pero amplitud.
  • Cims de Porrera Especial Mas d’en Ferrer 2001 (Cims de Porrera). Otra vez más agradecer la posibilidad de probar un trozo de historia de la bodega, con un vino de fruta muy madura, confitada y notas de ceniza. En boca destaca su elegancia, la amplitud y su aún elevada acidez.
  • Cims de Porrera Especial Les Foreses 2001 (Cims de Porrera). Aromático, floral, sotobosque. En boca es todavía poderoso, con mucho nervio y largo.
  • Carinyena Blanca 2015 (Família Nin-Ortiz). Muy floral. Fruta blanca. En boca continúa la explosión de fruta. No proviene de ánfora y han desaparecido las notas reductivas.
  • Nit de Nin 2015 (Família Nin-Ortiz). Muy goloso, con mucha fruta roja. En boca un tanto secante, falta por pulirse.
  • Selecció Especial 2014 (FerrerBobet). Un tanto cerrado para lo que acostumbra. Luego fruta roja, golosina. Mucha frescura en boca, acidez, bastante redondo.
  • Lo Trosset de Porrera 2014 (Germans Duran). Fruta roja, floral, punto herbáceo. En boca muy elegante, con muchas notas primarias.
  • Les Eres – La Garranxa 2014 (JoanSimó). Muy floral. Goloso, fruta roja.
  • Les Eres – Les Eres de Cal Frare 2014 (Joan Simó). Menos aromático, laurel. Más estructura en boca pero muy fino.
  • Clos Abella 2015 (Marco Abella). Dos cariñenas de diferentes suelos y diferentes edades. Más estructura en la viña antigua y más finura y golosidad en la joven. Buen ejercicio de lo que nos puede ofrecer cada terreno.
  • Clos Monlleó Selecció 2015 (Sangenís i Vaqué). Muy aromático en nariz, mucha fruta roja. En boca buena entrada, vibrante y muy largo.

Como bodegas invitadas el nivel fue muy bueno, pues estuvieron Vinyes d’Olivardots, con sus buenas cariñenas en dos suelos y Oriol Artigas, con blancos de influencia marítima:
  • Carinyena Blanca 2013 (Vinyes d’Olivardots). Tostados, un punto reducido en nariz, fruta blanca. Elegancia en boca, finura.
  • VdO 1.09 2009 (Vinyes d’Olivardots). Cariñena de pizarra. Más aromática, flores. Buena estructura en boca.
  • VdO 2.09 2009 (Vinyes d’Olivardots). Cariñena de arena. Cerrada, luego fruta negra, especias. En boca buen ataque pero muy fina.
  • La Rumbera 2015 (Oriol Artigas). Floral, fruta blanca, lichis. Boca eléctrico, frescura.
  • La Vinya d’en Mundu 2015 (Oriol Artigas). Muy cerrado en nariz. Volumen medio y finura.
  • Peça d’en Blanch 2015 (Oriol Artigas). Flor blanca, fruta tropical. Buen volumen en boca, salino, buena acidez.

domingo, mayo 15, 2016

El poder de las mujeres del vino

BY El rincón del paladar IN , , , , , , , , No comments


¡Qué locura la última semana de abril en Barcelona! Aprovechando la celebración de la feria internacional de la alimentación y bebidas Alimentaria, enotecas y bodegas organizaron varios eventos relacionados con el vino en diferentes emplazamientos de la ciudad y alrededores como La Música i el Vi, Magnificats, Vinos off the record, G-Night, Mujeres del vino, etc.

Fueron unos días apasionantes tanto para los winelovers, por tener la oportunidad de catar vinos de una pluralidad de zonas vinícolas del mundo, como para las bodegas. Y seguramente también supusieron para ellas días intensos y algo extenuantes por la cantidad de horas vividas en los stands atendiendo a las personas que se acercaban interesándose por sus vinos. Forma parte de su trabajo pero no por ello queremos dejar de agradecerles su esfuerzo y dedicación.
Nos hacía especial ilusión asistir al acto “Mujeres del vino” celebrado en el restaurante Fàbrica Moritz de Barcelona donde se daban cita 21 enólogas de referencia de varias regiones vinícolas de España: Alicante, Empordà, Méntrida, Penedès, Priorat, Rioja, Rueda, etc. Algunas de ellas tenemos el placer de conocer y seguimos atentamente sus trayectorias profesionales y otras queríamos aprovechar la oportunidad para departir con ellas por primera vez sobre sus vinos, profesión, proyectos, etc.
Saludamos a Maria y Núria Sangenís de Sangenís i Vaqué de Porrera, dos jóvenes hermanas que trabajan en la bodega familiar respetando su seña de identidad y aportando sus actuales conocimientos para adaptar los vinos al siglo XXI. Como novedad trajeron la añada 2015 de su blanco Lo Coster Blanc y nos sorprendió gratamente el giro que le han dado tanto a nivel estético (etiqueta) como enológico. El menor tiempo de fermentación en barrica, 2 meses menos, le aporta más frescura, acidez y mayor presencia de los aromas frutales y florales.
Foto izquierda: Maite Sánchez. Foto derecha: al fondo Maria Elena Jiménez y en primer plano Sandra Doix
En “Mujeres del vino” conocimos a Maite Sánchez de la bodega Arrayán de Toledo cuyo tinto Garnacha de Arrayán probamos hace unas semanas en el restaurante La Cooperativa de Porrera y nos impresionó. Desde su llegada a la bodega en 2009 está trabajando “sin prisa pero sin pausa” en un cambio de estilo tanto en la elaboración como en el cultivo de los viñedos. En el evento degustamos todos los tintos que trajo en los que se percibía este tránsito de estilos. Escuchamos atentamente sus explicaciones y conversamos con ella como si la conociéramos de toda la vida. Una excelente profesional, amable y que te hace sentir a gusto independientemente de si perteneces o no profesionalmente al sector. ¡Si alguna vez vamos por Madrid no dudes que te visitaremos!

Como siempre, charlar con Sandra Doix de Mas Doix de Poboleda y Marta Casas de Parés Baltà de Pacs del Penedès es una gozada. Dos jóvenes y experimentadas enólogas que saben expresar en sus vinos la personalidad del terroir del Priorat y del Penedès, respectivamente. Marta asistió al acto con su compañera enóloga y a la vez cuñada Maria Elena Jiménez en el que llevaron una amplia gama de los vinos y cavas que elaboran. Además, contaron con el apoyo y la presencia de sus maridos y responsables de la dirección de la bodega, Joan y Josep Cusiné.
Foto de Ruth Troyano a todas las enólogas de "Mujeres del vino"
Un “showroom” impulsado por la enóloga Anne Joséphine Cannan de la bodega Clos Figueras de Gratallops (Priorat) y de similares características al que organiza cada año con motivo de la feria del vino de Falset, denominado “Tast amb dones”. Dos eventos que tienen el mismo denominador común: enaltecer y situar en el lugar que merece a todas las mujeres enólogas, que afortunadamente cada vez son más. ¡Felicidades a Anne por llevar hasta Barcelona esta brillante idea y ojalá se convierta en una cita anual e imprescindible que ayude a impulsar el sector vinícola!